Actualmente, la hipnosis está teniendo mucha acogida para adelgazar sin sufrir mucho con dietas invasivas.

La idea es coger nuestros malos hábitos grabados en nuestro inconsciente y transformarlos en conductas saludables. Se ha hablado mucho de la hipnosis y se seguirá haciendo, tergiversando 1.000 veces lo qué es realmente y para qué sirve.

Por desgracia, existe mucha ignorancia en torno a lo que la hipnosis es y representa. Nosotros vamos a hablar de la hipnosis clínica, en este caso enfocada para bajar de peso y muy parecida o idéntica a la hipnosis que utilizan los psicólogos.

adelgazar con hipnosis

La hipnosis clínica es una técnica que utilizan los profesionales para detectar anomalías grabadas en el inconsciente de los pacientes para tratar de corregirlas y sustituirlas por buenos hábitos.

Y es que, como dicen muchos profesionales de la hipnosis, entre ellos muchos psicólogos y psiquiatras, el 99% de lo que pasa en nuestra vida sucede de forma inconsciente, así que averigüemos qué dice nuestro inconsciente cuando se trata del estómago, el hambre, la saciedad, etc.

El inconsciente y la pérdida de kilos

En el caso de la hipnosis para adelgazar, el terapeuta procurará hallar los errores que tiene su paciente grabados en su inconsciente y tratará de convertir esos malos hábitos de comer en hábitos saludables.

De esto precisamente ya hemos hablado varias veces, de que la idea para adelgazar no es hacer dieta en sí, sino de adquirir hábitos saludables y perdurables en el tiempo.

Vamos aprender a comer con nuestra conciencia

En nuestra mente tenemos dos partes muy bien diferenciadas, la consciente y la inconsciente. La parte consciente es en la que estamos ahora todos y con ella admitimos o negamos nuevas realidades; pero con la hipnosis, el consciente queda relegado a segundo plano y se pueden añadir hábitos saludables en el inconsciente para poder cambiar.

Con las sesiones de hipnosis para adelgazar se enseña al paciente a conectar con su inconsciente y poder llegar a tener desarrollado los indicadores de «comer más» y «de estar saciado», igual de desarrollado que lo tienen los bebés. En la sociedad actual se ha perdido la capacidad de tener desarrollados estos indicadores.

Con la hipnosis aprenderemos a conectar con nuestro cuerpo, de tal manera que sabremos cuando estamos saciados. Esto tiene mucho sentido porque muchas veces seguimos comiendo a pesar de estar saciados, así que ya sabes, ¿te animas a probar con la hipnosis?