Una de las dietas más conocidas y eficaces es la dieta disociada. De entre todas las dietas, la dieta disociada se encuentra seguro en el top 5 de dietas para adelgazar más conocidas y practicadas en todo el mundo.

La dieta disociada se basa en la idea de que los alimentos no engordan por sí mismos, si no que lo hacen al consumirse según determinadas combinaciones.

La dieta disociada, al contrario que otras muchas dietas para adelgazar, te permite comer gran variedad de alimentos sin limitar la cantidad, es decir, puedes comer prácticamente de todo y en cantidad, por lo que al practicarla no pasarás hambre. La única condición que establece es que no se pueden mezclar ciertos alimentos. El motivo de no poder mezclarlos es que si se combinan se convierten en grasa.

Hay alimentos que combinados de forma correcta provocan un descenso de las calorías y una mejor distribución de los nutrientes, adaptándose a las necesidades de energía que tiene nuestro cuerpo a lo largo del día. Este hecho nos va a permitir bajar de peso sin pasar hambre y sin sufrir digestiones pesadas. En el siguiente enlace te muestro los grupos de alimentos de la dieta disociada y sus compatibilidades.

Dieta Disociada

Reglas Básicas

Para que la dieta disociada tenga el efecto deseado hay que seguir una serie de reglas.

  • No debes mezclar hidratos de carbono con alimentos ricos es proteínas o frutas ácidas en la misma comida.
  • Frutas, hortalizas y ensaladas deben consumirse como parte principal de la dieta.
  • Debes comer en cantidades limitadas alimentos ricos en proteínas, almidón y grasas.
  • Debes evitar los alimentos refinados y procesados, como los elaborados a partir de harina blanca, el azúcar y la margarina.
  • Está terminantemente prohibido el consumo del alcohol durante la dieta.

Consejos

  • En términos generales la fruta no combina bien con otro grupos de alimentos.
  • Debes procurar comerla por separado.
  • Se deben realizar cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.
  • Evita comer líquidos antes y durante las comidas.
  • No comas carbohidratos ni proteínas después de las 19:00.
  • No bebas leche después de las comidas.