La fibra o fibra dietética es la parte de la dieta que no se descompone en el tracto digestivo. Una comida rica en fibra juega un papel importante en el mantenimiento de varias funciones corporales de manera eficiente. Hay muchos beneficios para la salud de la dieta rica en fibra, ya que ayuda a prevenir el cáncer de colon, diabetes, cálculos biliares, cáncer de mama y otras enfermedades relacionadas con el corazón.

La fibra ha demostrado ser una componente más que importante en nuestra dieta si queremos cuidar la salud, pues no sólo reduce el riesgo de muchas enfermedades sino que favorece el normal funcionamiento del organismo.

Fibras

2 Tipos de Fibras Dietética

La fibra soluble

  • Ayuda a proteger el sistema digestivo y es de gran ayuda en la absorción de varias sustancias. También es beneficioso en la reducción de los niveles de colesterol.
  • La fibra soluble también es útil en el control de la diabetes, ya que ayuda a regular la velocidad de absorción de la glucosa. Esto reduce las variaciones drásticas en los niveles de azúcar en la sangre.
  • Algunas buenas fuentes son las frutas, verduras como: las ciruelas, coles de Bruselas, el arroz integral, la avena y el salvado de arroz.

La fibra insoluble

  • Es otra forma de fibra dietética que ayuda a prevenir el estreñimiento y también ayuda a la eliminación de residuos regularmente. Cuando los residuos son expulsados del cuerpo con regularidad, el tiempo que las sustancias potencialmente perjudiciales permanecen en el colon se reduce.
  • Según la investigación, la fibra insoluble ayuda a reducir el nivel de estrógeno en el cuerpo y, como resultado, es beneficiosa en la prevención del cáncer de mama. Algunas buenas fuentes son el trigo, frijoles, salvado, los higos y las alcachofas.
  • La dieta rica en fibra juega un papel clave en la pérdida de peso y el proceso de control de peso. Según los estudios más recientes de la mayoría de las personas con sobrepeso serio, tienen dietas bajas en alimentos que contienen fibra.

Recomendaciones

Sin embargo la fibra ayuda a dar la sensación de llenura al comer y como resultado, vas a comer menos. La cantidad diaria recomendada es de entre 20 y 30 gramos de fibra. Obtén la fibra a través de tu dieta en lugar de ir por una sintética.

Frutas, verduras y granos están completamente cargados con fibra. Trata de beber por lo menos 6 a 8 vasos de agua al día para ayudar a la circulación de los alimentos a través del tracto digestivo.