Antes de comenzar a realizar una dieta detox o de desintoxicación debes tener en cuenta que se trata de una dieta muy estricta y por tanto hay que seguirla a rajatabla. Antes de comenzar una dieta detox

En primer lugar, antes de comenzar una dieta detox, debes buscar en tu agenda una semana en la que no tengas ningún evento que te pueda llevar a no poder cumplir tu periodo de desintoxicación, tales como celebraciones especiales, comidas de empresa, etc.

Debes saber que algunas personas pueden experimentar algún efecto secundario de la “limpieza” en los primeros días de la dieta detox, tales como dolores de cabeza, diarreas o deposiciones líquidas. Esto se debe a la retirada repentina de ciertos alimentos, además de a la estimulación para la desintoxicación de los órganos. Estos síntomas deberían desaparecer en 24 a 48 horas.

Dieta Detox Si y No

Los siguientes alimentos están terminantemente prohibidos:

  • Alcohol.
  • Productos lácteos (excepto medio yogur desnatado sin azúcar con bífidus cada día).
  • Azúcar, miel, jarabe de arce, edulcorantes artificiales.
  • Café.
  • Cereales: trigo (pan, galletas, pasteles, pasta), centeno, cebada, avena, espelta y arroz.

Los siguientes alimentos puedes comerlos:

  • Frutas: todo tipo de fruta fresca.
  • Verduras: todo tipo de verduras frescas.
  • Pescado fresco, enlatado en agua o aceite de oliva.
  • Carne roja magra, pollo (sin piel). Límite a dos ingestas semanales.
  • Legumbres: frijoles, garbanzos, lentejas.
  • Huevos: preferiblemente orgánicos.
  • Aceite de oliva (preferiblemente virgen extra), aceite de coco (sin procesar).
  • Frutos secos: almendras crudas sin sal, nueces, nueces de macadamia y nueces de la India.
  • Semillas: de sésamo crudas sin sal, pipas de calabaza y girasol.
  • Tes: té verde, té blanco, té negro débil (descafeinado).
  • Agua: de uno a tres litros de agua por día.