Si te has dado cuenta que los hábitos de tu vida sedentaria y de alimentación, sumados al stress que te produce la tarea diaria han contribuido para aumentar el peso corporal, seguramente eso no ha ocurrido en poco tiempo, salvo raras excepciones, por lo tanto tratar de perder peso rápido puede llevarte al fracaso, lo que será mucho peor pues te generará una ilusión difícil de cumplir

Te podría estar ocurriendo que tu aumento de peso corporal tenga alguna causa que no puedas identificar, y antes de emplear una dieta para perder peso es mejor una consulta a tu médico de cabecera para que una vez realizados los estudios te informe si estás en condiciones de buscar dietas para perder peso rápido, o simplemente un plan de dieta.

Si la prueba ha sido exitosa con relación a tu salud, te propondrás adelgazar, poniendo primero en tu mente, que debes cambiar los hábitos que te llevaron a donde hoy estás y los cambios saludables que tendrás que realizar, para comenzar a perder peso rápido sin que ello implique que te desesperes o te estreses, para llegar a tu objetivo.

Consejitos

Algunos consejos

  • Es imposible no alimentarte, pero deberás dejar la comida chatarra que entra en la vista a través de la publicidad y cambiarla por comidas saludables, basadas en verduras y frutas crudas, no sus jugos, más alimentos basados en carnes magras, pollo sin piel y pescados de aguas profundas, cocinados sin recurrir a frituras, usando el horno o la parrilla.
  • Las ensaladas podrán constituir un excelente primer plato, donde las verduras serán las reinas, cortadas en trozos grandes.
  • El porqué de los trozos grandes tiene su base en que ello te hará masticar más los alimentos y saber así lo que estas ingiriendo, ayudándote a reconocerlos, a la vez que realizando un ejercicio de masticación, que te ayudará a perder peso rápido.
  • Las bebidas de acompañamiento que tengan como base el alcohol o alguna forma de azúcar, o que procuren aumentar tu energía es mejor que las cambies por el agua común, primero será duro realizar el cambio, pero en la medida que te comienzas a sentir mejor te darás cuenta de lo bueno que es el cambio para tu salud.
  • Para quien está teniendo una vida sedentaria el comenzar a moverse le puede representar una complicación, quizás no te gusta realizar ningún tipo de ejercicios aunque resulte beneficioso para adelgazar.
  • Los dietistas además recomiendan que en lugar de tres comidas diarias haga más mini-comidas, tomando la porción más grande al levantarte como desayuno y la más pequeña al momento de la última comida.
  • Será muy conveniente que lleves anotaciones desde que comienzas tu plan de vida saludable, que anotes todo lo que te va sucediendo, no solo para estar tú informada o informado, sino también para compartirlo con todos y sobre todo para informar a tú médico en forma correcta.
  • Si has conseguido reducir tu estrés, entonces podrás dormir, descansando en mejor forma y ello te ayudará a enfrentar los problemas diarios.